Branding Content

Hoy quiero recuperar una propuesta de contenido de marca que hice en 2012, que me encanta (al cliente no tanto, nada vamos) y que me va a servir para explicar el concepto “branding content”, que me acabo de inventar. Sin querer enrollarme demasiado, branding content es un contenido de marca en el que la marca y el producto son protagonistas, que nos sirven para atraer al usuario, interesarle y reforzar la marca. Sin rodeos. Es común la teoría de que, en el branded content, debemos esconder el producto y la marca. Debemos esconderlos para no molestar al usuario. Una cosa: si tenemos que hacer eso, ¿quizás es que nuestra marca es molesta, irrelevante, innecesaria?
Si hacemos una serie, un corto, un lo-que-sea, y no podemos ser protagonistas, entonces: para qué lo hacemos? Pensemos antes de contestar. Y seamos sinceros con nosotros mismos. Hablemos de uno de los últimos hitos del branded content patrio: «Cuánto. Más allá del dinero». Recordamos la marca? Sin hacer trampas. Yo no (he tenido que buscarlo). Normal. Según el último informe «Meaningful Brands» de Havas (2019), el 60% de los consumidores en el mundo, consideran que el contenido de las marcas es irrelevante (les importa un bledo, no lo recuerdan, no lo relacionan con la marca, no les mobiliza…). Estoy muy de acuerdo.